La CAV tiene un ratio de menos de dos trabajadores por cada pensionista frente a los 2,11 de la media española

DONOSTIA-La baja tasa de natalidad del País Vasco de 7,8 nacimientos por cada 1.000 habitantes, según Eustat, es la segunda más baja de Europa tras Italia (7,6), y se sitúa muy alejada de la media comunitaria de 9,9 e incluso de España, con un 8,4. Tener una población estancada en más de una década en 2,17 millones de personas y un paro cercano al 10% no ayudan a mantener la viabilidad del sistema de pensiones como está concebido porque en la CAV el número de trabajadores por pensionistas no llega a la cifra mínima aconsejable de dos.

En concreto, en Euskadi la tasa de trabajadores por cada pensionista es de 1,88, menos de dos que es la cifra que, según los técnicos, da una cierta garantía de viabilidad al sistema de la Seguridad Social. Dicho ratio es el sexto más bajo de todas las comunidades autónomas del Estado español.

Teniendo en cuenta que la esperanza de vida no cesa de crecer ya que, según los últimos datos del Eustat, un vasco al nacer hoy puede vivir más de 80 años, en el caso de ser varón, y más de 86 años las mujeres, cuando en 1980 las cifras eran de 71 y 78 años, respectivamente. El resultado es que el periodo en el que una persona está cobrando una pensión es mayor.