Euskadi ha iniciadoel curso escolar 2019/2020 con 374.470 alumnos prematriculados en etapas no universitarias, lo que supone por primera vez un descenso global de estudiantes con respecto al curso anterior

Es la primera vez que se produce este descenso global, ya que otras veces la pérdida de niños en Infantil se compensaba con el tirón del alumnado en etapas superiores no obligatorias (Bachillerato y Formación Profesional). Pero esta vez no ha sido así, ya que el nuevo curso se ha iniciado con 374.470 alumnos prematriculados en etapas no universitarias (487 alumnos menso, un 0,13% de caída) con respecto al curso anterior.

La consejera de Educación, Cristina Uriarte, ha inaugurado el curso en el colegio de Educación Infantil y Primaria Gurutzeta, en la localidad vizcaína de Barakaldo. Al término de la visita, Uriarte ha detallado las principales cifras con las que se inicia este nuevo curso. Como en cursos anteriores, el descenso de alumnado se produce, sobre todo, en la etapa de Infantil debido a la caída en la natalidad (con 1.795 estudiantes menos). Pero este año ese descenso ha llegado también a Educación Primaria (con 1.018 alumnos menos). Las primeras consecuencias de esta bajada han sido el cierre de 33 aulas en Infantil y 15 en Primaria.

Aunque el número de profesores no ha variado, según la consejera. «Se dan otras dotaciones a otros centros», ha puntualizado. La recolocación de los profesores que ven como sus aulas se cierran es una de las reivindicaciones de los sindicatos de la enseñanza concertada, que mantienen un pulso con  la patronal desde el pasado curso.

Mientras, tanto la educación de ESO como Bachillerato aumentan sus cifras en 1.591 y 818 alumnos, respectivamente.